CAPACITACIÓN BROMATOLÓGICA  

En la Ciudad contamos con un profesional destacado –

Con el fin de cuidar a cada uno de los vecinos, el Doctor Javier Pereyra del Departamento de Laboratorio de la Dirección de Seguridad Alimentaria de la Municipalidad, realiza su trabajo cada día de manera innovadora a nivel nacional. Se trata de avances en la  técnica de “detección de sulfito” en chacinados y carne picada, aditivo comúnmente utilizada por los carniceros en contravención al Código Alimentario Nacional, compartiendo sus conocimiento a profesionales de distintas provincia del país.

Con más precisión, el profesional explicó “se capacitó a profesionales bromatológicos de la ciudad de Córdoba, en la aplicación de la  técnica de “detección de sulfito” en chacinados y carne picada, a solicitud del INAL (Instituto Nacional de Alimentación), mediante el cual se remitió documentos y gráficos detallando puntualmente sobre la técnica”.

A partir del año 1993 se viene trabajando intensamente desde el laboratorio de la Municipalidad logrando exitosamente la puesta a punto de la técnica de detección de este reductor aditivo perjudicial para la salud de todos los vecinos. En tal sentido el profesional destacó, “es frecuente su uso por lo que cada semana o quince días se procede al secuestro de carne y chacinado en jurisdicción del Departamento Dr. Manuel Belgrano”. 

Es un orgullo contar en la Dirección de Seguridad Alimentaria con un profesional con tal compromiso. Trabajo que llegó a conocimiento del INAL solicitando su asesoramiento en distintos distritos. El último de ellos fue realizado días atrás -vía internet- oportunidad en la cual el Pereyra explicó  “el INAL tomó bien en cuenta la técnica jujeña por lo que ofició de enlace con nuestro par de Córdoba, para que instruyamos nuestra técnica jujeña de detección”.

Al respeto puntualizó “el sulfito  no tiene toxicidad acentuada, no es tóxico como el bromato y es lo más usado en la industria alimentaria”. Al referirse a la prohibición de su uso en los chacinados,  dijo “se considera una “adulteración”, sirve para enmascarar los caracteres órgano-eléctrico de la putrefacción y hace que la carne “negra” se vuelva roja”, es “reductor” que contrarresta la oxidación de la carne”.

Con simpleza en su explicación y humildad en su relato, celebramos el esfuerzo de este tipo de profesionales que de manera silenciosa innovan en la ciudad en beneficio de todos.

 

Acerca del autor

Conectarme:

Deja un comentario